Carlos López Dzur / Poeta y librepensador
 
Carlos López Dzur / El arte
Mis aficiones
Carlos López Dzur / Poeta y librepensador
INDICE: Cuentos sediciosos y bolivarianos
Donde los dioses mueren
Mi araña predilecta en el congal
Carlos López Dzur / Poeta y librepensador
Leyendas históricas y cuentos coloraos / Libro de López Dzur
En Israel / Noticias
Estado de alerta y esperanza / INDICE
Carlos López Dzur / Poeta y librepensador (2)
EN NOTICIAS
POEMAS CHUSCOS PARA IMPAVIDOS
Huertos Caseros: Dáte soberanía alimentaria
Carlos López Dzur / El libro de la guerra
EL LIBRO DE LA GUERRA / POEMAS
Carlos López Dzur / Las Hienas
INDICE: LAS HIENAS, MITOLOGIA COLONIAL BORICUA
Novela / LAS HIENAS
Magia y tragedia de las Gárgolas / De la novela
Noticias / Análisis / Bitácora Personal y Comunitaria
La Senda Antigua y los enojos de Wanda Rolex
¿QUIÉN PERPETRÓ LA MATANZA EN EL PUEBLO SIRIO DE HOULA?
EL SECRETO DE LA FLOR
¿QUE SABE USTED DEL HAMBRE EN USA?
ELEGIA A MI MADRE / de CARLOS LOPEZ DZUR
Relato posmoderno de Grandes Ilusiones
Poesía política / Textos de Carlos López Dzur
MEDITACION SOBRE GEORGE S. PATTON (1885 - 1945)
Indice / Problematizaciones en torno a lo cotidiano / Heideggerianas
Noticias: Islandia se convierte en la envidia de Europa
EL AGUA DE MAR Y SUS PROPIEDADES CURATIVAS
TETH MI SERPIENTE / Libro en 4 partes
TANTRALIA
TANTRALIA / SELECCIONES
TANTRALIA Y PRAJNAPARAMITA
Gertrudis
Del secreto de la Matría
Los areitos: Narrativa de la transformación
Carlos López Dzur / TRANSCULTURALIDAD DEL DESORDEN
DZUR: ENLACES INTERESANTES
Herramientas terapéuticas / Heideggerianas
Solutos y prosopopeyas / Heideggerianas
EL PUEBLO EN SOMBRAS / INDICE Y COMENTARIOS
SEQUOYAH VIRTUAL
EN CALLADO, EMPUJADO A LA TIERRA DE GESEN
Venga quien canta / EL ARBOL / EL CONSOLADOR
YO SOY LA MUERTE
Carlos López Dzur / Poeta y librepensador (2)
POESIA POLITICA (4) De C. López Dzur
POESIA POLITICA (5) De C. López Dzur
Margherita Sarfatti recrimina a su amante Mussolini
Consejos para controlar la producción de CO2
DZUR / POEMAS: LOS NORMALES / LOS APESTOSOS
LA PRESENCIA DE LA AMADA / Galatea, presencia biofílica del ser
El Sendero de Lágrimas (o «Trail of Tears» (1831)
COMPARTO ESTA VISION / «ESTE, MI OFICIO»
El logro de Vavilov
Dzur: APOLLYON, EL ANGEL DEL POZO SIN FONDO
Energía eólica / Molinos / El Ojo del Viento
Mis enlaces / 2
CAIN / REFLEXIÓN DESPUÉS DE LA MASACRE
El supremo dolor / López Dzur
Invocación para el Día de los Enamorados / LA MAGIA DEL BESO / Del Arjé
LOS MERCADOS PERVERSOS / DISTRIBUCION DE LA ABUNDANCIA
Tercera parte: Los rivales / INDICE
LA ULTIMA FLECHA / DE LA ESENCIA DEL DESEO
A CESAR GILBERTO TORRES / NACIONALISTA
Las artes musicales e interpretativas en Pepino
Oposición comete crímenes de guerra en Siria
Baila, hombre triste / Optimismo / LA SEPARACION Y LA FORTUNA
A MONCHO LIRA Y MARIA CULITO / METAMORFOSIS
A Gloria Trevi / A Jacinta Piñuela
EL ROMANCE DE HERMINIO MENDEZ PEREZ / PEPINIANO
A ELISA SUSTENTABLEMENTE
«Dame 22 letras y muevo el mundo»: López Dzur
Ramón Soto Ríos (1941- 2009). Artista Pepiniano
De los poemas a San Sebastián del Pepino / en Epica
Huertos, Ecología y Sustentabilidad
Nuestra isleña Centauromaquía
ME VOY A PARAR ENCIMA DE TU CABEZA
ANIVERSARIOS / En noticias
Noticias / Análisis / Bitácora Personal y Comunitaria (2)
Noticias / Análisis / Bitácora Personal y Comunitaria (3)
Melodía por Eurídice en el infierno / López Dzur
De Cuaderno de amor a Haití / Carlos López Dzur
Radiografías / Etogramas poéticos
Radiografías (2) y etogramas poéticos
Arboles y frutos: poesía ecologista
Consolaciones de Agar / Estéticas mostrencas y vitales
Dr. José A. Franco Soto, pepiniano ilustre
Dr. Miguel Rodríguez Cancio y Vendrell (1860-1941)
Dr. Manuel Pavía Fernández, pepiniano
Dr. Pedro Angel Cebollero (1896-1972), educador
Francisco Méndez Acevedo, revolucionario
ADOLFINA VILLANUEVA / Organizadora social
Tikkum o Tzadik (Anecdotarios)
Escarmiento / La última cena
Pepinianos en la historia / Dzur
Narciso Rabell Cabrero, alcalde y paleontólogo
Extor Henrique Martínez: Indice a Cuentos de López Dzur
Dr. Fermín Sagardía Pérez
Miguel López Ortiz, musicólogo y periodista
José Luis Méndez Muñiz, sociólogo y escritor
Ramón María Torres (1867-1903)
Joaquín Aymat Cardona (1907- ?), poeta
Juan Avilés Medina (1905-1994), poeta
Edgar E. Ramírez Mella
Dr. Segundo Cardona Bosques
Lcdo. Agustín E. Font Echeandía (1891-1972)
Víctor A. Cardona Fuentes
Juan A. Hernández Arvizu, asesor pepiniano de reyes
Pedro E. Pérez Cancio (1920-1975), Fundador del PNP
José González, hamaquero
Juan Orfila Pérez, comerciante
Dra. Marcianita Echeandía Font (1885-1968)
Alfredo Cancel / Miyuca Somoza / Carmelo Aponte Feliciano
Lcdo. Victor Alberty Ruiz / Mariana Robles de Cardona
Nilita Vientós Gastón (1903-1989), abogada y escritora
Ramón Vargas Pérez, educador y poeta pepiniano
Huerto, semillas y cómo usarlas
30 Razones para NO digerir la Carne Líquida...
Isabel Bernal Rosa / Olga Rivera Torres / Alfredo Ocasio
Invocación de los Tantrikas
Teoría de la sustentabilidad / Curso
Epica de San Sebastián del Pepino / Palabras del autor
EPICA / PREVIO
Fijaciones y regresiones
ME VOY A PARAR ENCIMA DE TU CABEZA: DZUR
Una Tarde en el Festival de la Palabra 2012
LOS PODERES INTERVENTORES / INDICE / POEMARIO / DE LOPEZ DZUR
LAS JUDERIAS / NOVELA
LAS JUDERIAS / NOVELA
Dedicatoria / Las juderías / novela de Carlos López Dzur
LAS JUDERIAS / 56 al final
LAS PARAFILIAS DE LOS SERES UMBROSOS
EL TERCER JESUS / Cuento
LA MUSICA Y LA POESIA
Bestias y profetas: Carlos López Dzur
En Memoria de Catana / Novela
4-8
Estado de alerta y esperanza: Carlos López Dzur / 2
Carlos López Dzur / Poeta y librepensador
 
Imagen
Click * para leer
TRECE MONOGRAFIAS SOBRE SAN SEBASTIAN DEL PEPINO
*
Cambio de nombre
*
Invocación para el Día de los Enamorados
*
TESTIMONIO SOBRE INSECTOS Y GUSANOS
«Nosotros nunca podremos solucionar nuestros problemas con el crimen, la educación o el medio ambiente con asignaciones de dinero, sino con leyes y cambios fundamentales en la filosofía nacional»: Henry Steele Commager
Un admirador de «La Sombra» (se refiere a Carlos, QEPD, filósofo entre gusanos), uno que también padeció cautiverio, entre rejas, y muros de «Oso Blanco», en Río Piedras, recuerda la década en que sí había más insectos dentro de la prisión que fuera y los gusanos eran comemierdas, puñeteros creyentes en las bondades del sistema, «lumpen» con guilles.

El admirador de La Sombra entró a prisión días antes del motín de agosto de 1974 y vio cómo segaron las vidas de Talega, El Indio y otro que olvida, era simplemente El Mudo. También se sacó mierda de siete heridos, exceso de sangre y mondongo fuera, sobre pisos y mesas, almorzaban y dejaron la comida a un lado, a medio mascar.

«Todo el mundo tuvo que pelear. El grupo de abusadores, eran los asociados a El negro Richard, quienes amarraron a Pérez Díaz, calentaron un cuchillo y se lo pegaron al cuello. Dijeron que iban a sacar los viejos arroces a todos lo gusanos».

Este Mime mayor, La Sombra, no mancharía el nombre de su familia, por lo que se inventó sus propios apellidos. Así fue Carlos. Carlos La Sombra.

Y fue tal vez el más flaquito. Tuvo espíritu muy alborotoso y, por fortuna, cerebro para rebatir el sistema de correccion, y lo hizo con sicología, con cartas de reclamos.

Con elocuencia y valor. Combatía la violencia en la cárcel y escribía poemas.

Tras los sucesos del Cerro Maravilla, leyó algunos. Tuvo pensado un Gran Paro dentro del penal, una propuesta de que los Ñetas tuviesen su propio edificio, «no pueden estar juntos los insectos y los gusanos».

La gusanera cohabita sobre la misma Mierda y prodijo el Culto de la Santa Muerte. «Todo eso coexistió, nacido y perpetuado en Oso Blanco y de ahí se expandió, tras la muerre de Carlos, a México, a esos lugares del Norte, Texas y el Caribe... En su sombra, sí, Carlos prohijó mimes que molestan, como los hay en el mangle. Insectos que pican fatalmente la conciencia, y cuando se nos metió en chirola no había Ñetas, y en verdad, sólo la existencia de la Bola de Mierda y gusanos bailando dentro de ella y, de vez en cuando, el insecto que sobrevuela la Mierda y cae y sucumbe. Le pasó a Talega, El Indio y a un ñeta tan bueno,como aquel que produjo el motín de 1974.

La cárcel de Oso Blanco estaba infestada de predadorres sexuales («booty bandits», que, noche y día, vivían pendientes a comerse los culos de los punks, y darse carne nueva, jovencitos.

«¿Conviene que construya una prisión de Máxima Seguridad? ¿Por qué se habló retóricamente de cambiar los enfoques y abandonar el énfasis en el modelo punitivo si la idea fue crear una supermáxima, embaucar a todo en el mismo pozo de infecció, enterrarlos en mierda, sean gusanos o insectos? Se olvidaron los conceptos novedosos de La Sombra?»

Todo es peor ahora, se agrava en el territorio político-partidista que constituye el Sistema Carcelario, donde va el 32% de la población, constituída por el delincuente infeliz que se captura y cuyos delitos constan, no siempre esclarecidos en rigor; es que son pobres gusanos; miserables gusanos, extraídos de las bacinillas sociales, donde el 26.1% es un discapacitado o enfermo mental. Desertores escolares, hijos de hogares destruídas y de énclaves de miseria subsidiada, cultura de dependencia y prejuicio... Si alguna vez se capturara a verdaderos criminales, ¿a dónde colocarles y cómo se clasificaría su mayor peligrosidad?

A los Super-Traficantes, millonarios que financian a políticos, ¿a qué costo se les protege, que no llegan a Oso Blanco? «¿Qué haremos con Jockers and Daddies?», se pregunta este hombre, viejo amigo de La Sombra.

Y fue, por la influencia de él y los sediciosos anti-anexionistas, que se dijo, citándolo: «Los presos tienen derechos. No han dejado de ser humanos, aunque hay mucho gusano, entre ellos. ¿Dónde está quien detenga a Daddies, jockers, hacks and building tenders, y quien cambie el menú, con que se dice que hay que mantener el orden, que es palos, coersión a la fuerza y una receta que no sirve?»

Ha pasado mucho tiempo de estas cosas que él cuenta, a las que sobrevivió, y le anunciaron que volverá al mundo libre. El pregunta: «¿Ya para qué? En la libre comunidad, hay menos libertad real, cunde la violencia en las calles y hay más gusanos y mosquitos que aquí, dentro del penal? Le informa la prensa y gente que va viene que, cotidianamente, por vender drogas y defender los puntos y los malos negocios, el homicidio es la moda, 1,000 muertes por años.

«Y el Gobierno no respeta ni a Coquito López ni Junior Cápsula, pero todos le cogen el dinero, de Héctir Martínez a Toñito Silva, todos los senadores, incluyendo a Riverita Schatz, Shit el Odiante»,

En instante de buena sombra en el cautiverio, se pactó el derecho a defenderse de las tribus, deslindándose las pandillas rivales, como G-'27, falsos Insectos, híbridas costumbres, que perpetuaban el pánico, con códigos de silencio. «Que no hay más silencio. Que se hable frente a frente. Cada uno protegiéndose el culo y el turno de cagar y comer e ir al baño». Habría sido de ese modo, si no hubiese crecido el ritmo de pobreza. Sólo dejaron la puerta abierta para el narcotráfico. Treinticinco mil millones de dólares se van año tras año y nadie que sepa legislar, sin el imperio y el miedo que les provoca.

El beneficiario final es el funcionario del penal. La relación homosexual del Lobo Aullante es coacción, no protección al preso. «The Hooking Up is a fake-protective, sexual relationship with an enemiy, both opposing gangs and crooked correctional officers» Y nacieron los Ñetas.

«Yo quería ser parte de la sombra de Carlos. El sí era un Tremendo Mime, Nigua cabrona y los G-27, no sé por qué le llamaban a él «jefe de gusanos». Tal vez porque vivía entre ellos... El sí era uno que pica, con ardiente picada y los pandilleros, como él, siempre menos en número los que al Gobierno gusta qu se diga, a finales del '70 y el '80, se decía que eran 40,000 en Puerto Rico, otros tantos en Nueva York y hasta los asociaron a grupos como Zulu Nation, People Nation, Bloods y MLKQN, puta no, ni juntos ni revueltos; pero los rivales, hacinados ya en Oso Blanco, se dejan y nada es más diferente a G27, a Crips, MS-13, Trinitarios y lo que dicen Dominicans Don't Play y si juegan.... No, mierda. No son 40,000, mentira.

Ahora puede que sí... En los últimos veinte años todo ha cambiado, ha cambiado. Desde el 1981, la G-27, sus jointmen y autoridades de la prisión, por paga, pusieron ojos en La Sombra, dieron luz verde a tiempo de la preñatería, comer culos en silencio, negar derechos, matar allí dentro a quien les conviniese, porque la cárcel es tambián un territorio político y Romero Barceló supo cómo utilizarlo contra la izquierda que perseguía y, 20 años después de Romero y el asesino del Cerro Maravilla, Rivera Schatz es igual de sabio. «Están en el tráfico de drogas, socios menores de policías y agentes federales».

«Yo quería ser una voz extendida de La Sombra. Recuerdo la tarde cuando supe que en el patio recreativo de la prisión, después del regreso de Carlos, venía de la Capilla, lo apuñalaron en el pecho, el abdomen y la espalda y después le dieron un tiro con una pistola 38... Fue responsable de su muerte un gusano carcelario que el anexionismo incentiva. Les gusta la mierda, se la come. Son reos de la G-27. «El Manota / gusano real / llamaba a Torres Iriarte el jefe de los gusanos, pero, el gusano que debía morir era él. Un verdadero gusano... Bien, yo utilizaba las técnicas del filósofo, su persuasivo estilo, y busqué a los ñetas que haría el trabajo de la venganza».

Al menos, este crimen no quedaría impune. Fue por lo que a El Manota le dieron 150 puñaladas y de su cuerpo se eligieron 84 piezas, incluyendo su pinga, sus güevos, y las enviamos por correo a 84 hijos de la gran puta. Otros capos del bajo mundo.

«Cumplieron cada pedido que hice con mis comunicaciones, al estilo de Carlos La Sombra. Cortaron los dedos de sus manos, algunos lo enviaron como pedí a su madre. Los ojos, en un paquete que decía 'Watch out! See the Tits-up', los enviaron al segundo en comando del G-27. Los dedos de El Manota, descrito en el paquete, sent vía express mail, a selectos funcionarios. Del resto del cuerpo, que nunca fue hallado, parece que los carteros lo enviaron a carajo».

Para mediados de 1984, los Ñetas De Corazon / ÑDC / se multiplicaron y empezaron su dominio sobre siete principales presidios. La organización tuvo un sucesor con puño de hierro, pero se ablandó. Más bien, la desarticularon y a sus cabecillas los sacaban de Oso Blanco, a los Sweet Kids les asignaban un collar y rosario, le daban poses de pietismo con movimientos de mano, claves de lenguaje corporal y secreto, «lleve este crucifijo colgado» y se dispuso colores y emblemas, bandana blanca, si camiseta rojo o azul por la bandera, tatuajes de ñeta, by heart: ÑDC. El pantalón negro por raza de caserío y ya, ¿para qué preocuparse por la ética, dentro fuera de las prisiones, si han propuesto otra cosa y señales visibles y públicamente cantadas?

Es ahora, fuera y no dentro de la prisión que Puerto Rico quedó en la posición número 19 en cuanto a incidencia de asesinatos, Número 19 en el mundo. 983 asesinatos en 2010. Se matan entre ellos mismos desde que murió La Sombra. En México, con toda la violencia de los carteles, la incidencia de asesinatos es de 18.1 por cada 100,000 habitantes, mientras que la de Puerto Rico es de 26.2 por cada 100 mil habitantes. No hay país más estúpidamente violento. «No sé que estuvo haciendo José Figueroa Sancha, o los recientes superintendentes; pero, en la calle, están las tasas de homicidio, con sus Survival Rates, y desde el Senado, es que se dictan las proteccions y las impunidades. «Y hasta la Perra Nina señala los camino y el presidente del Senado organiza sus partidas de apoyo entre reos, poque allá está sus amigos, gente que hace labores de narcocracia».

Aquellos tiempos en las celdas en que convivieron figuras políticas, tan prominentes como Rubén Berríos y Juan Mari, con delincuentes comunes pasaron; ya no es como en ese tiempo. Aquellas reglas se transformaron ante casos como el del reo Toño Bicicleta, o Papo La Muerte, asesinados a manos de las autoridades, y son las que prevalecieron.

Y llegaron, sí, claro, protecciones a los Veteranos del Crimen, sabios en toda parafermalia y gatillería, y componendas del PNP y políticos a los que hay que comprometer el voto de los presos, le compran sus lealtades y le dan servicios especiales, sexo, mota, privilegios de salida y promesas de volver al Mundo Libre. Lejos de la sombra del penal, el sol del bautizo. Los futuros Wolfpackers, en las calles, las encomiendas: ejecutar a los que tengan que matar y dentro, o fuera, proteger a los que tengan que proteger.

El gobierno dice a quienes, como en el caso de Carlos Rivera Iriarte, La Sombra.

06-05-2009
*
El iluso despabilado
Lo mejor que ha sucedido en Norteamérica, según lo medita un hombre que se identifica por la radio como el Despabilado es que en la base de la comunidad, ya muchos se dieron cuenta que no somos lo que decimos, una justa sociedad capitalista.

Cada decenio es más evidente que la élite empresarial y la suma de casi todos, sino todos los políticos, son horda maquiavélica. Juntos forman el Leviatán. «Nos hemos convertido en un monstruo».

«Lo mejor que ha sucedido es que aprendimos que no se puede vivir para soñar. Que los políticos nos llevan a ciclos de devoramiento y que debemos despabilarnos antes que nos destruyan».

El iluso despabilado telefonea a radio-bembas de la nación y lo hace en nombre de unos diez millones entre otros 55 millones de oprimidos hipotecarios en los EE.UU.. Al aire, alega que burócratas de gobierno, banqueros, vendedores de servicio, artículos innecesarios, materiales lujosos, constructores, urbanistas e intermediarios, han mordido en la carne de la elemental ilusión de espacio propio, su autonomía habitacional y una casa que él habría construido a un costo de $30,000 o menos, una como la suya, ha costado tres veces más en materiales y permisologías para que, a final de cuentas, por oírlos con credulidad, sea menos suya que del banco. Los deudores de hipotecas / los diez millones del sector al que pertenece / deben más dinero que lo cuesta su casa en el mercado.

Y millones las han ido perdiendo.

«Pero, ¡que bueno que ocurre un robo escandaloso, crisis en la vivienda, un desencanto con la extrema desigualdad económica que fue escenario de todo y nos tiene en marasmo y asustados, con marchas de indignación en 300 ciudades y las Legislaturas paralizadas! ¡Qué buena la polarización política y que podamos identificar a los hijos de puta que nos piden el voto! ¡Qué bueno que el consenso crezca entre los viejos ilusos y crédulos! Consenso para despabilarse. Ya sé que no se puede vivir de ilusiones. Carnaval de tontos es la democracia y creer en ilusiones justicieras del capitalismo, en las sociedad de nuestros predadores, es el más imbécil de los actos!»

05-09-2007 / De «Rayos por celo de tu cuerpo»
La carta maloliente
El Vate, dirigente esperado porque su glamour de Harlem, prometía más gábilos que los que tuvo su padre, Muñoz Rivera, prometió a Don Concho de Gracia una respuesta a su carta. «Como Antonio R. Barceló, que jamás se movió hacia la independencia en el Partido Liberal, ni quiero que nadie me recuerde. El nos dio a chupar el pirulí de la colonia por años».

Oirlo lo esperanzó. En 1938, el Vate parecía que comía fuego. «Mira, escríbete una carta. Felicita el nuevo partido porque vamos a ganar y emplázame, como yo emplacé a Barceló n 1938», había dicho.

Supuestamente, con su respuesta, él hablaría de tal modo que el fantasma de la independencia, en la puerta de la esquina, iba a pasar al interior de la casa, en el país, fantasma vestido ya de sustancia, con la carne firme y entera. La victoria eleccionaria de 1944 fue contundente y se ganaron todos los distritos senatoriales. Copo casi total de municipios.

Pasó el año y medio y don Concho esperaba la respuesta, presionaba y el Vate no premiaba a su paciencia. Hasta que, al fin... Una carta, olorosa a no se qué. Tal vez a cagarrutas que aroman el miedo y la traición. Ahora lleva años doblada; pero es hediente y diez años no han podido quitar tan mal aroma. Diez años fueron confirmadores.

Un día, sería de 1946, Francisco Susoni preguntó a don Concho: «¿Qué tienes en el bolsillo que tan mal huele?» Sacó la carta doblada que lo avergonzaba y la mostró. Una traición del Vate.

Y quienes estaban presentes y olieron la carta (a saber, Susoni, Géigel, Arjona Siaca y Don Concho) dejaron el partido.

03-03-2000

Del libro «Ratos por celo de tu cuerpo»
*
La afrenta de Tres Palmas
Todavía el Creador del Engendro se ilusionaba con la idea de que alguien le dijera Papá Muñoz, por aquello de que 'Dios en el Cielo, y tú en la Tierra, Papito'. Pero, entre sus mejores hermanos e hijos, se fueron los más hábiles, hermosos y, en 1948, en la Gallera de Tres Palmas de Bayamón lo afrentaron, por su invento. Se le ofendió, como sintiera el mismo Mio Cid, cuando supo sobre la Afrenta de Corpes.

Y el creador del Engendro comparaba con los infantes de Carrión a los pipiolos, azuzados por Concho. Susoni, Géigel, Arjona y al perverso Concho serán castigados. Se sentía como el Cid en su querer que sea recobrado el honor perdido en las Cortes de Toledo. Los afrentosos han escupido sobre su Engendro, el Estado Libre Asociado y, como el honor se lava con sangre, hizo que se aprobaran unas leyes infames con el fin de perseguir a los Carriones y les bautizó como «hijos putativos de don Pedro».

Se refería a las Leyes de Mordaza y a Don Pedro Albizu Campos. «Eras el vicepresidente del partido y a la vez presidente de la Comisión de Conciliación y Arbitraje, eras mi fe en el quehacer disciplinario y mi mano derecha, el operador y heredero de mis metas, y me has ofendido, doctor Susoni, y me duele que públicamente me cuestionas y escupas la Asociación Permamente, que es la niña de mis ojos, y la ultrajas, dejándola desnuda y abandonada a merced de los buitres.

Cuando dejas ru escaño, por sueños vagos de independentismo, me abofeteas y afrentas a mis hijas como los Carriones. No perdono al que burla las hijas de mi rey Alfonso».

Este, el más querido de sus infantes, renunció a la presidente de la Cámara, y en marzo de 1949, se integró la delegación independentista, encabezada por Don Gilberto Concepción de Gracia y compareció ante la Comisión Americana de Territorios Dependientes de la O.E.A y planteó que el Engendro del Vate es otra maloliente carta colonial para Puerto Rico.

23-03-2000

Del libro «Rayos por celo de tu cuerpo»
*
Asunto de amor, o de higiene
Estaba tirado, con dos tiros en el pecho, sobre la esquina de un Salvation Army. No moría aún. De hecho, su alerta conscientivo percibía a las mil, pero la hemorragia manaba a raudales. Valoraba lo que hizo. Fue heroico para un desamparado de Sky Road. Después de muchos meses, por un motivo que parece frívolo, se animó a bañarse.

Creyendo que nadie lo observaría, se robó un calzocincillo, de paquete. Otro cliente en el baño del Salvation vio que extraía el calzoncillo de su envoltura de papel celofán. Al principio, creyó que el presunto pillo tomaba lo suyo, pero avisaron sobre tal hurto.'Sé quien es el ladrón'.

Por quererse meramente colaborativo, se asustó después que se estrenó una pistola, adquirida ilegalmente, vaciándole dos balas al pecho del acusado. «No es justo», habría explicado el que agoniza. Tenía promesa de amor.

«Si me hubieras dado tiempo de explicarte, habrías entendido». Una promesa de amor o placer es el mayor incentivo para la higiene. Un calzoncillo pulcro, bien lavado, nuevo si se puede, es tesoro, herramienta de impacto. Detalle de conquista cuando uno se desnuda ante la pareja que admite consensualmente darte toda su noche.

Llevaba años sin sexo, despreciado como un apestoso. Sentirse peor que los pordioseros por no tener placer a ratos es peor que dormir en la calle. «Estaba seguro que alguien me llenaría de ternura», pensaba cuando acabó de morir.

03-11-2000

Del libro «Rayos por celo de tu cuerpo»
*
Cornelio, el puerco
«The Porto Ricans (sic) are the dirtiest, laziest, most degenerate and thievish race of men ever to inhabit this sphere... I have done my best to further the process of extermination by killing off eight and transplanting cancer into several more... All physicians take delight in the abuse and torture of the unfortunate subjects. [Gabriel Packard, RIGHTS: Group, «Strips Racist Scientist's Name from Award». IPS.org 29 April 2003 21:45:36 GMT]
*

Cuando Luis Baldoni oyó, casi a finales de 1931, que la prensa publicó un informe del Rockefeller Institute for Medical Research (hoy Rockefeller University), sobre el infectamiento deliberado de pobres de los arrabales con células de cáncer, cometidos por el Dr. Cornelius P. Rhoads, lo único que dijo fue: «Yo sabía que lo iban a coger. Ese doctor es un puerco, sin escrúpulos. ¡Qué bueno! ¡Se desenmascaró!»

Lo describe, no sólo por sus modales bruscos, sino por su carácter matrero, roña y mala voluntad. No lava un jeringa ni aunque lo maten y mejor deja que se pudra con hongos por dentro.

El informe Rockefeller alude a la escasa profilaxis científica; pero, Baldoni que lo conoce se quejó hasta los colmos. «Y aunque la anemia o un cáncer me coma, yo no me pongo en sus manos». Tanta es la ausencia de sensitividad que le achacara.

Lo recuerda, con una jeringuilla de diez centímetros cúbicos, aguja nunca esterilizada, reutilizada en unos y otros, con residuos previos de sangre de orejas y venas de otros pacientes. «Y ví que las moscas se cagaban sobre las jeringuillas que Cornelio puso encima de su maletín y que él les espantó con la mano y e; puerco, por ahorrar tiempo, utilizaba agua de la pluma solamente, sin ninguna solución salina para sacar la sangre, y de verdad, me dije, prefiero a un médico chino, que a este sucio y loco matasanos».

De unas trece personas que habían muerto, cuando nadie lo esperaba, y que se pusieron bajo cuidados de Rhoads en el Hospital Presbiteriano de San Juan, Baldoni conoció algunas. «Luis, sacame de aquí. El es quien nos implanta gusanos». Como ayudante paramédico, hablar con Rhoads y sus cosas le producía miedo.

No había que ser muy listo en 1932 para concluir que la mayor anemia y epidemia tropical, no fue la descrita por el «Proyecto Rhoads», sino la miseria, el hambre y los malos médicos chupasangre, subvencionados por el U.S. Army y sus unidades de investigación biológica. El régimen de La Colchoneta nos mata y Cornelio acelera que las pulgas se exterminen. «Para él somos microbios, piojos, pulgas y gusanos».

04-09-2004

Del libro «Rayos por celo de tu cuerpo»
 
EL PERRO MANSO
Carlos López Dzur
 
Cuando duele más
el espacio inexplorado, vírgen
de las cuevas y la necesidad y el tedio,
gemidos absurdamente cotidianos,
yo soy terco, perro manso,
y lamo la epidermis de lo vivo
y clavo mi pezuña en el calvario.

Así oscilo en la sustancia terrible de las cosas.
Muerdo por bravío mi propio llanto
y más bajo no puede el yo caer.

Soy terco, perro manso.
Toco el fondo.
Y después ladro para subir,
ladro, odio mis pulgas,
canto, ladro y canto.

7-2-1986
Ver
Cuentos sediciosos y bolivarianos
*
Enlaces interesantes
Ver
EL PUEBLO EN SOMBRAS / INDICE Y COMENTARIOS
*
Las juderías / novela
Ver
TANTRALIA / SELECCIONES
Ver
TANTRALIA Y LA PRAJNAPARAMITA
Ver
Tantrikas
Ver
Invocación de los Tantrikas
Ver
TETH MI SERPIENTE / Libro en 4 partes
Ver
Tercera parte: Los rivales / INDICE / Teth
Ver
Poemas al Padre Sol / El dragón de las Tinieblas
Ver
LA ULTIMA FLECHA / DE LA ESENCIA DEL DESEO
Ver
Del poemario HOSTOSIANAS
Ver
A Eugenio María de Hostos
Ver
A Dafnis, inventor de la poesía bucólica
Ver
Sidur: El Libro de oraciones / Carlos López Dzur
Ver
Poesía política: Carlos López Dzur / 1
Ver
REVISTA TRIPLOV de Artes, Religiões e Ciências
Ver
A mi Maestro, el ángel Peniel
Ver
Diálogo con Shiva en invierno (O meditación de Navidad)
Ver
Yo soy la muerte / Editorial Alebrijes
Ver
Foro de cuentos: Carlos López Dzur / en Galeón
Ver
Curso de Eco-literatura y Teoría de la Sustentabilidad
Ver
Mi araña predilecta en el congal
Ver
A Eugenio María de Hostos
Ver
Del poemario HOSTOSIANAS
Ver
Megillah de la ovación
Ver
DZUR / INDICE / ¿SABIA USTED? / MATRIARCADO
Ver
Estado de alerta y esperanza / poemario
Ver
DOSSIER CARLOS LOPEZ DZUR: EL POR QUE DEL POEMA
Ver
Carlos López Dzur / El arte
Ver
Poesía política: Carlos López Dzur / 1
Ver
Sequoyah: Enlaces a mis archivos y bitácoras
Ver
Sequoyah Virtual
Ver
Tercera parte: Los rivales / INDICE
Ver
De los Tipos Pueblerinos en San Sebastián del Pepino
Ver
Breve cronología pepiniana
Ver
Los areitos: Narrativa de la transformación
Ver
Margherita Sarfatti
Ver
INDICE: LAS HIENAS, MITOLOGIA COLONIAL BORICUA
Ver
A MONCHO LIRA Y MARIA CULITO / METAMORFOSIS
Ver
EL ROMANCE DE HERMINIO MENDEZ PEREZ / PEPINIANO
Ver
A CESAR GILBERTO TORRES / NACIONALISTA
Ver
«Dame 22 letras y muevo el mundo»: Entrevista al poeta Carlos López Dzur
Ver
DOSSIER CARLOS LOPEZ DZUR
Ver
Mis aficiones
Ver
De los poemas a San Sebastián del Pepino / en Epica

Reservar una copia del libro impreso «Epica»
Ver
Melodía por Eurídice en el infierno / López Dzur
Ver
A Gloria Trevi / A Jacinta Piñuela
Ver
Radiografías (2) y etogramas poéticos
Ver
Consolaciones de Agar / Estéticas mostrencas y vitales
Ver
Arboles y frutos: poesía ecologista
Ver
DZUR: ENLACES INTERESANTES
Ver
Pepinianos en la historia / Dzur
Ver
Dr. Miguel Rodríguez Cancio y Vendrell (1860-1941)
Ver
Juan A. Hernández Arvizu (1825-1889)
Ver
Ramón María Torres (1867-1903)
Ver
Epica de San Sebastián del Pepino / Palabras del autor
Ver
LOS PODERES INTERVENTORES
Ver
AHORA TENEMOS LA CIVILIZACION
Ver
Del libro «Lamentaciones de Agar» / de LOPEZ DZUR
Ver
Estadísticas de Economía puertorriqueña
Ver
LA MUSICA Y LA POESIA
Ver
Miguel López Ortiz, musicólogo y periodista
Ver
Bienvenidos / Carlos López Dzur / Bitácora
Ver
LAS JUDERIAS / NOVELA
Ver
MIS AFICIONES
imagen
Escríbeme
Me interesa tu opinión